Blog

Blog de XtremeGrow: El día a día del mundo del autocultivo de marihuana

Esquejes y Clonación

Esquejes y clonación

La clonación es una técnica que consiste en cortar trozos de una rama de una planta madre y provocar mediante un proceso que desarrollen una raíz, obteniendo así de cada trocito de la planta madre una nueva planta igual genéticamente, evitándonos así el hecho de plantar semillas si no es ocasionalmente y con intención de encontrar una nueva y mejor planta madre.
La clonación reduce el tiempo que tarda en madurar una cosecha, ya que manteniendo dos salas de cultivo por separado, una con clonación y crecimiento vegetativo y otra destinada a la floración. Los clones fuertes y bien iluminados crecerán deprisa y serna menos propensos a ser afectados por plagas y enfermedades. Los esquejes además son fáciles de sumergir en una solución acaricida cuando son pequeños.

Si hechas un vistazo a nuestra web encontraras los mejores productos para la realización de esquejes y clones, y el mantenimiento preventivo de estos.

Proceso de clonación

El primer paso es escoger una planta madre de mínimo dos meses de vida. Seguidamente con una hoja afilada tienes que cortar las ramas de la planta en un angulo de 45º. Elige ramas firmes y sanas, a poder ser con un diametro entre 3 y 6mm y unos 8cm de largo. Elimina a continuación dos o tres grupos de hojas con sus nudos para que el tallo pueda entrar bien en el medio de sustentación.
Al sacar el esqueje, haz el corte a medio camino entre dos nudos. Coloca el extremo cortado en agua inmediatamente, y a medida que vayas sacando más ve poniéndolos en agua. Los cubitos de lana de roca para el enraizado son un medio muy útil y práctico para ello, y facilitan también un cómodo trasplante. Ya sea lana de roca, fibra de coco y tierra en último caso, satura bien de agua el medio que vayas a utilizar y con un lápiz o algo parecido realiza un agujero en el medio que sea un poco más grande que el tallo del esqueje.
Introduce todos los cubitos, jiffy’s o tiestos que vayas a utilizar en los contenedores de tu esquejera practica que hayas elegido para el proceso, siempre recordar mantener el agua que uses a un ph de entre 5 y 6. Seguidamente emplea una hormona de enraizamiento. Prepara la solución que vayas a utilizar previamente si fuera necesario, podrás encontrar en nuestro apartado de fertilizantes y estimuladores, gran variedad de clonadores en base gel o polvo que no precisan un preparado previo y te serán más cómodos, te recomendamos entre ellos el Clonex, muy práctico y eficaz.

Una vez todo preparado, remueve cada esqueje en la solución hormonal de 5 a 15 segundos y luego introduce el esqueje en el agujero del medio de enraizamiento que elegiste. Una vez tengas tu esquejera llena y completa, riega ligeramente hasta que la superficie se humedezca de manera uniforme. Recuerda mantener siempre húmedos los clones ya que estos no tienen raíces por dónde absorber el agua y las hojas son cruciales, pero no dejes que llegue a un punto que quede todo empapado, no es necesario.
Un termo higrómetro te será muy útil para poder controlar los niveles de humedad y temperatura de tus esquejes. Mantén el aire entre 18 y 24ºC y una humedad entorno al 95% los dos primeros días y a partir de ahí reduce gradualmente hasta el 80-85% durante la semana siguiente. Para la iluminación si los colocas con luz fluorescente de 18 a 24 horas diarias los esquejes enraízan más rápido.
Con un tubo fluorescente a unos 15cm por encima de los esquejes o una lámpara de halogenuro metálico de 400W alejada a unos 120-180cm proporcionaran la cantidad perfecta de luz para que los clones enraícen. Ves retirando todo el follaje enfermizo que encuentres o putrefacto. Corta las hojas por la mitad para que se reduzca la superficie de transpiración de los clones y evitar así también que se solapen mucho en tu esquejera. La humedad que fomenta los hongos suele estar atrapada entre hojas que se solapan.

Es importante también el mantenimiento de la temperatura del medio de cultivo, ya que si éste está más cálido que el aire del entorno los esquejes enraízan antes. Para obtener los mejores resultados mantén el medio de cultivo entre 24 y 27ºC, por encima de 29ºC puedes provocar daños. La temperatura del aire como comentábamos anteriormente será la ideal entre 18 y 24ºC. Un medio de cultivo cálido en combinación con una temperatura ambiente fresca reduce las enfermedades y conserva la humedad.
Para conservar la temperatura de tu medio de cultivo dispones de mantas térmicas o cables térmicos para poder aportar ese calor a tu medio de manera sencilla y controlarlo.

Puede ser que encuentres con el paso de las horas que algunos de tus esquejes se marchiten, pero no te preocupes que recuperaran la rigidez en pocos días. Al finalizar la primera semana tus clones deberían tener un aspecto casi normal. A partir de ésta, los esquejes que no se recuperen, echa un vistazo a su sistema radicular y si está muy pobre o dañado mejor deséchalos ya que muy difícilmente se recuperen y tiren adelante.
Entre una y tres semanas tus clones estarán enraizados, algunas señales de ello serán que encontraras las puntas amarillas en las hojas, raíces por fuera ya de los agujeros de tu medio de cultivo, y un buen crecimiento vertical. Los mejores resultados los obtendrás cuando no trasplantes tus clones hasta que su sistema radicular no crezca por fuera ya de los bloques que as usado para medio de cultivo.

Una vez conseguido esto podrás hacerlo y pasar ya a la fase de crecimiento vegetativo. Realiza el trasplante y empieza a regar con una solución fertilizante muy suave para empezar a adaptar las plantas con el mínimo estrés posible.

¿Te ha resultado útil?SINO

Quiza te interese...

Categorias