Depositos

Los depósitos de agua son fundamentales para tu cultivo ya que puedes darle infinidad de usos. Existen diversos tipos de depósitos que se adaptarán perfectamente bien a tu cultivo.

Los más Vendidos en Depositos

Depositos

Deposito de Agua Cuadrado
Promoción

Deposito de Agua Cuadrado

desde6,75 €10%Precio base7,50 €
Recíbelo el Viernes 23 de Noviembre
Deposito de Agua Redondo
Promoción

Deposito de Agua Redondo

desde7,65 €10%Precio base8,50 €
Recíbelo el Viernes 23 de Noviembre
Depósito Flexible Neptune Hydroponics
Promoción

Depósito Flexible Neptune Hydroponics

desde36 €10%Precio base40 €
Recíbelo el Viernes 23 de Noviembre
Deposito de Agua Rectangular
Promoción

Deposito de Agua Rectangular

desde18 €10%Precio base20 €
Recíbelo el Viernes 23 de Noviembre
NutriCulture NFT Gro-Tank
Promoción

NutriCulture NFT Gro-Tank

desde85,50 €10%Precio base95 €
Sin Fecha de Entrada

Los depósitos de agua son fundamentales para tu cultivo ya que puedes darle infinidad de usos. Existen diversos tipos de depósitos que se adaptarán perfectamente bien a tu cultivo.

Cómo son los depósitos de agua

En un depósito de gua podrás hacer muchos litros por ejemplo de solución de nutrientes en una única vez, lo cual te será muy ventajoso ya que estarás ahorrando tiempo con ello, sin necesidad de prepararlo en otro sitio. Así entonces es como tienen la función de tanques para caldo de cultivo.

Otra de las funciones de los depósitos de agua es que nos ayudan a poder sacar el agua con la ayuda de una bomba para así regar nuestras plantas y que exista un sistema de riego correcto ya sea tanto en riegos por goteo o lanza de riego.

Existen algunos depósitos flexibles que te ayudan incluso a recoger el agua de lluvia o del desagüe en bandejas con el fin de reciclar el agua. Este tipo de sistema es muy útil para los sistemas de cultivo hidropónicos.

Diferentes volúmenes de los depósitos de agua

Como con cualquier otro elemento, te encontrarás con el hecho de que los depósitos de agua vienen en distintos tamaños y volúmenes, con lo cual lo mejor que puedes hacer es seleccionar aquel que se adapte más a ti y al tipo de cultivo que realizas.

Por ejemplo, los depósitos de agua que son de 90 litros, son ideales para que los coloques justo debajo de las bandejas de hidroponía. De esa forma, junto con unos slabs de lana de roca, conseguiremos hacer un agua de riego para que moje las raíces y que después se escurra por la mesa para llegar otra vez al depósito.

También se puede colocar plantas en las macetas y que después del riego se recoja esa agua sobrante. En este tipo de depósitos de agua conseguirás en formas cuadradas, rectangulares, redondos o con ruedas, por lo que tienes todas las opciones para elegir.

Los que son depósitos flexibles ocupan poco espacio y tienen lo buen de que pueden ser transportables de un sitio a otro fácilmente. Esto es ideal ya que además será muy discreto pues viene desmontado y nadie sabrá realmente qué es lo que viene en el interior.

Después tienes los depósitos que vienen con tapa, que pueden ser tanto redondos como cuadrados. Suelen ser de color verde y son muy económicos pero no por eso con poca calidad. La tapa te ayudará a que el agua esté resguardada y que no sufra de las inclemencias.

Para quienes buscan algo mucho mejor tienes los depósitos de pared que suelen ser bastantes gruesos y cuentan con tapa de cierre para que no ingrese la luz.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que es fundamental cuidar el agua que está dentro de los depósitos pues de lo contrario podría llegar a tener alteraciones que se trasladan a los cultivos. Si el agua está muy caliente tendrá muy poco oxígeno. Muchas personas, para evitar esto, lo que hacen es añadir un enfriador de agua para que siempre esté a la temperatura adecuada.

Observa muy bien todos los depósitos de agua, y selecciona aquel que tenga la capacidad adecuada para tu cultivo.