Mi
Carrito
0
0 artículos
Total: 0 €
Realizar Pedido

Dinafem Purple Afghan Kush Feminizada

- Sin opiniones - Recíbelo el Viernes 18 de Octubre

Purple Afghan Kush es la semilla marihuana indica de Dinafem Seeds más impresionante y misteriosa. Nace de la unión de los dos gigantes Kush por excelencia: Purple Kush y Bubba Kush (esta segunda, fruto de sus clon Pre’98 Bubba Kush, puro tesoro).

Artículo
Dinafem Purple Afghan Kush
Marca
Dinafem
Referencia
11154.002
Disponibilidad
Recíbelo el Viernes 18 de Octubre

Envíos
discretos

Mejor Precio
garantizado

30 días
de devolución

100%
Pago Seguro

Compartir
Oferta Especial - 10%

Dinafem Purple Afghan Kush

- Sin opiniones - Recíbelo el Viernes 18 de Octubre
28 € -15% 23,80 €
23,80 €
ANTES
28 €
AHORRAS
4,20 €
DTO.
15%

Cantidad

Pero, y aquí reside parte de su encanto, no huele ni sabe a Kush. La PAK huele a piña recién cortada. De floración rápida, con propiedades calmantes, y apta para espacios pequeños, esta planta es la más bonita y aromática del jardín, con mucha diferencia.

1er premio categoría Exterior de Cannaris Cup Lanzarote 2017

3er premio categoría Indica en la Copa Cannazores 2016

1er premio en la Categoría Indica, Expogrow 2015

2º premio en la Copa Mega Cata Invernal MF 2015

3er premio Indoor Bio, Spannabis Málaga 2015

Ideal para: Los amantes de las flores bonitas y las índicas con olores frutales y frescos

Morfología

Purple Afghan Kush es una planta propiamente índica. Podríamos empezar por describir su morfología para saber a qué atenernos al germinar su semilla. Pero haremos esto después de contarte lo que importa: es la planta de marihuana más bonita y misteriosa que jamás hayamos visto. Es así. Sus hojas anchas caen rizadas desde los cogollos, como acariciando las flores que envuelven. Mientras que las de la parte baja mantienen un verde oscuro durante la floración, las de la parte superior se tiñen de púrpura, e incluso negro, dándole un aire misterioso y elegante que impresiona.

Es compacta, arbustiva y de mediana estatura. Su morfología, de ramas cortas e ideal para espacios reducidos, debiera darnos a entender que es una planta discreta. Pero, aunque pequeña, no lo es. Al contrario, es llamativa y reina del jardín donde se plante. Ya puede haber junto a ella una esbelta y altísima Original Amnesia, que nuestros ojos se fijarán en la chaparrita primero.

Producción

Purple Afghan Kush produce formaciones densas de flores muy resinosas y con un rendimiento potencial de 500 g/m2. La resina producida por esta genética es muy abundante y de insuperable calidad. Va surgiendo durante la floración sobre los cálices y hojas, cubriéndolos ricamente de densas capas de tricomas pegajosos. Así, la PAK adquiere un aspecto majestuoso de color blanco plateado, que contrasta de manera maravillosa con sus tonalidades azules púrpura y lavanda.

Aromas y Sabores

Después de su belleza estética, éste es el punto más sorprendente y gratificante de Purple Afghan Kush. Huele fresca, a frutas tropicales. Imaginemos que tenemos una piña entre las manos y cortamos algunas rodajas… Ése es precisamente el aroma que desprende la PAK. Aun cuando su morfología índica y su ascendencia Kush pudieran llevar a imaginar un olor terroso y especiado, esta afgana huele a cóctel tropical. Y así sabe también: a frescor frutal de verano.

Efectos

Purple Afghan Kush ofrece una rica sensación de relajación. Sus niveles de THC son altos y, aun cuando su efecto no es archi cerebral, la cantidad de tetrahidrocannabinol contribuye a descontracturar los músculos. Garantiza una paz corporal y mental larga, pero no devastadora. Se recomienda y usa con frecuencia como marihuana medicinal.

Cultivo

Purple Afghan Kush es fácil de cultivar. Resiste las sequías y el calor con una presteza envidiable. No necesita de mucho riego, la cantidad de agua, que no la frecuencia de riego, se puede reducir en un 10% respecto al resto de plantas de cannabis, y las temperaturas muy elevadas no acaban con ella. Recordemos que, aún cuando su olor es tropical, su ADN se ha forjado en las ásperas regiones montañosas del Hindú Kush. De ahí que sepa cómo seguir viviendo en climas ásperos y extremos.

Hay un punto en el que sí debemos darle un trato especial: el tiempo vegetativo. Porque es una planta baja, y porque le cuesta estirarse, conviene alargar su periodo de crecimiento y concederle unos veinte días extras antes de ponerla a florecer. Démosle, por lo tanto, tiempo de alargarse hacia arriba durante, más o menos, un mes y medio antes de dar comienzo al espectáculo visual que va a desencadenar la floración de 60 días.

Top Ventas Semillas Feminizadas

Dinafem Quick Kush

-15% 19,13 €
Recíbelo Mañana

Sensi Seeds Super Skunk

-15% 17,85 €
Recíbelo Mañana

Dutch Passion Blueberry Feminzada

-15% 28,05 €
Recíbelo Mañana

Ripper Seeds Zombie Kush

-15% 5,95 €
Recíbelo Mañana

Barney's Farm CBD Critical Cure

-15% 23,80 €
Sin Fecha de Entrada
Opinar tiene Premio en xtremegrow

Artículos similares Dinafem Purple Afghan Kush