Lámparas

Tanto las Bombillas como los Fluorescentes son elementos esenciales en lo que respecta a la iluminación que necesitan nuestras plantas durante todas las fases del cultivo.

Top Ventas Lámparas

Agrolite MH
desde37,50 €
Sin Fecha de Entrada
(1)
Agrolite T8
desde4 €
Recíbelo Mañana

Lámparas

Tanto las Bombillas como los Fluorescentes son elementos esenciales en lo que respecta a la iluminación que necesitan nuestras plantas durante todas las fases del cultivo.

La iluminación para cultivar marihuana en interior es un factor decisivo. El periodo de crecimiento debe ser de 18 horas de luz y 6 de oscuridad. Debemos igualar las horas de luz y oscuridad 12/12, para pasar a floración, por lo que las bombillas o lámparas resultan fundamentales.

Saber escoger un buen equipo de iluminación es vital. Un kit de iluminación para cultivar marihuana, con un buen balastro, una buena bombilla y un reflector apropiado, nos asegura unos óptimos niveles de luz en el cultivo en interior de cannabis.

¿Que Tipos de iluminación existen?

La iluminación es uno de los aspectos más importantes para conseguir cultivar una planta de Marihuana de buena calidad y productiva.

En las actuales bombillas o lámparas encontramos dos tipos de iluminación:

  • Incandescente: bombillas con filamento convencional que generan luz por incandescencia.
  • Luminiscente: bombillas de vapor de sodio de alta presión (SHP) y bombillas de halogenuro metálico (HM), las más habituales en el cultivo de Marihuana, emplean un diodo y operan por fotoluminiscencia
  • Fluorescente: lámparas capaces de servirse tanto de la incandescencia como de la fotoluminiscencia

¿Por qué es importante tener buenas bombillas?

Además de la elección de un buen sustrato de tierra y un riego apropiado, es clave que se elijan las bombillas correctas con el fin de que funcione el sistema de cultivo interior.

Existen distintos tipos de bombillas como por ejemplo las lámparas de bajo consumo o las luminaria LEC que son aquellas que pueden brindarte un gran rendimiento en tu cultivo.

Cuanta más luz, más peso tendrá nuestra planta, por eso es que se toman estos datos como referencia de que para 150 gramos lo mejor serán 250w y para 250 gramos unos 400 w. Otro dato que se debe de tener en cuenta para la elección es la temperatura, en donde se recomienda una temperatura media de 27º.

Por otro lado, cada etapa de nuestro cultivo necesitará de un tipo de bombillas particular, por ejemplo:

  • Etapa de germinación: lo mejor serán los fluorescentes de luz fría.
  • Crecimiento y floración: son mejores los fluorescentes naranjas o rojos.

¿Qué tipo de bombillas y fluorescentes elegir?

En nuestra tienda online, encontrarás este tipo de bombillas y fluorescentes:

Bombillas tradicionales incandescentes : son las bombillas más clásicas de todas pero hay que tener cuidado porque pueden llegar a dar poca luz pero desprender mucho calor.

Bombillas de bajo consumo: ideales para espacios pequeños. Se recomienda su uso en las fases de crecimiento.

Lámparas fluorescentes: consumen poco pero necesitan de un tipo de sistema para alejarlas o acercarlas según la cantidad de luz.

Algunas de las lámparas más tradicionales son por ejemplo las lámparas MH de crecimiento, Lámparas Sylvania o Lámparas Philips.

Los fluorescentes son de bajo consumo pero muy potentes. Para grandes producciones con HPS que son las más usadas en cultivo, tienes muchas opciones para elegir en esta categoría. Ten en cuenta que el HPS es lo más parecido al sol que vas a encontrar, por eso es que es de lo más demandado en bombillas y fluorescentes.

Bombillas LED: gastan muy poca energía y se pueden combinar perfectamente bien para tener una emisión de luz continua. Es una luz fría, permitiéndonos acercar mucho más el foco a la planta aprovechando mejor los lúmenes. Aparte de esta gran ventaja, la durabilidad es mucho mayor. Según cálculos de cultivo continuo con 1 mes de media de crecimiento y 2 meses de floración sin parar, duraría más de 10 años. Su frecuencia hace que profundice algo menos que las bombillas de descarga, esto se traduce en cogollos más largos o que son más productivas las partes de abajo de la planta en los cultivos con lámparas de descarga, pero con LED haremos cultivos excelentes utilizando técnicas como el Sea Of Green.

Otra gran ventaja que nos proporciona un cultivo con LED antes que un cultivo con lámparas de descarga, es un cultivo anónimo a los ojos de las cámaras térmicas; todo el calor generado en las grandes salas por la concentración de lámparas de descarga será también un problema menos al cual pensar. Después de todas estas ventajas, alguna desventaja tiene que mostrar, y es por su frecuencia de luz y su falta de temperatura que muchas veces el desarrollo tanto en crecimiento como en floración sea lento. En floración, su lentitud no está en la maduración, sino en la producción de nuevas flores, el metabolismo parece verse afectado. De alguna manera necesita menos nutrientes, y por esta falta de calor la tierra permanece más tiempo húmeda, factor positivo si se tiene poco tiempo, factor negativo a la hora de respetar la proporción de aire, agua y tierra.

También existen fluorescentes de mantenimiento de madres y esquejes.

Como puedes ver, la opción de bombillas y fluorescentes es muy amplia. Se trata de que veas todo lo que tenemos a tu disposición en esta categoría y escojas el que se adapte más a tu tipo de cultivo.